“En este simulacro la naturaleza os envuelve, las condiciones no serán fáciles. Tendréis que tener ingenio y a la vez ser ágiles.

¿Sabréis explotar los recursos de la zona? ¿Seréis capaces de superar las pruebas que os encontraréis?”

 Un escape del que habíamos leído y oído críticas diversas. La temática nos llamaba la atención, así que decidimos probar suerte y ver qué salía. 

Introducción un tanto tibia y una historia carente de originalidad, aunque a estas alturas es algo que suele ser habitual (y comprensible) en la mayoría de escapes. La ambientación de la sala está muy lograda y realmente te da la sensación de estar en terreno desconocido en mitad de la selva. Es lo que permite una mayor inmersión al juego. Puzzles combinados con muchos candados, aunque hay que destacar su originalidad en algunos momentos. El ritmo general del juego es dinámico y no da tiempo a aburrirse. Cabe destacar la mala comunicación para conseguir las pistas que se necesitaban para seguir avanzando en el juego (se usan walkie talkies). Suponemos que se debe al hecho de que el gamemaster debía controlar dos salas.

 En general, experiencia satisfactoria y roomescape recomendado por su ambientación original. Apto tanto para no iniciados como los que lleven varios a cuestas. Remarcamos el hecho que se puede competir con la otra sala (a pesar de tener temáticas distintas). Precio variable según el número de personas (20€ por persona para 2, 15€ por persona para 3 o 4, 12€ por persona para 5 o 6).

Puntuaciones:

Ambientación
90%
Inmersión
90%
Dificultad de los puzzles
60%
Originalidad
80%
Seguimiento Gamemaster
60%
Trato recibido
70%
Introducción del juego
30%
Nivel de detalle
70%
Total
68.75%

Tipos de acertijos:

Cantidad de candados
80%
Acertijos lógicos
60%
Acertijos matemáticos
20%
Acertijos mecánicos
60%
Extras alternativos
0%

Foto de la salida (en esta ocasión nos sobraron 2 minutos):
12994390_579352225571364_3142888734238083748_n
Localización:

>> Link